Lactancia materna y depresión, ¿tienen relación?

La maternidad está rodeada de mitos y algunos de ellos hacen mucho daño. Uno es que lactancia materna y la depresión están muy relacionados. Se afirma que la tristeza que de forma natural sienten muchas madres después del parto es culpa de dar el pecho. ¿Es así? En las siguientes líneas saldrás de dudas.

¿Tienen relación lactancia materna y depresión?

La lactancia materna y la depresión sí están relacionadas. Eso sí, en la mayoría de los casos lo hace para bien y sirve para proteger las emociones de las madres en un momento tan sensible.

Es cierto que dar el pecho está muy mitificado y las madres primerizas afrontan el proceso pensando que será todo coser y cantar, y realmente no es así. Se tienen que superar muchos retos. El primero, el cansancio que conlleva dar el pecho a demanda.

Además, puede ser muy estresante ver que las cosas no salen como esperas, sin olvidar que puedes delegar en tu pareja otros muchos aspectos de la crianza, pero dar el pecho es algo que solo puedes hacer tú.

En la lactancia materna están implicadas dos hormonas:

  • Prolactina. Se encarga de producir la leche.
  • Oxitocina. Favorece el reflejo de eyección, es decir, permite que salga la leche.

Los niveles de prolactina se incrementan cada vez que el bebé toma el pecho y los picos más altos de producción se dan por la noche. Por eso, si quieres tener más leche, intenta dar el mayor número de tomas posible y también puedes estimular tu pecho con un extractor.

Por otro lado, la oxitocina se estimula por medio de la succión del bebé, pero también por los sentimientos. Se conoce como la hormona del amor por algo y es la que te lleva a tener esos momentos de felicidad extrema en condiciones normales cuando observas a tu bebé.

Sobre todo al principio de la lactancia, cuando escuchas llorar a tu bebé, piensas en él o tienes cerca una mantita con su olor, notarás que empiezas a producir leche. De hecho, cuando se usa un extractor, se recomienda que se utilicen recursos como los que hemos comentado para que la extracción sea más eficaz. 

Como no hay nada infalible y tampoco lo es esta hormona, si estás muy estresada puede bajar tu producción de leche. Tus altos niveles de adrenalina no dejan que la oxitocina cumpla su importante papel. Eso sí, en cuanto te relajas, coges a tu bebé en brazos y te centras en la lactancia, todo vuelve a fluir.

¿Cuándo aumenta la lactancia los sentimientos de tristeza?

Hay algunos casos en los que la lactancia materna puede influir en la depresión, son estos:

  • Cuando la madre tiene expectativas demasiado altas sobre dar el pecho.
  • Si no se establece de manera adecuada y no se logra una lactancia materna en exclusiva.
  • Si al final, el bebé solo se alimenta de leche artificial.

Lactancia materna y depresión sí estarán relacionados si dejas que la culpa y los sentimientos se apoderen de ti. Si te centras en lo gran madre que eres y pides ayuda si la necesitas, disfrutarás de la mejor experiencia de tu vida.

 

Puedes leer también: Importancia de la lactancia materna a demanda en verano

 

Banner extractor de leche haakaa
Abrir chat
Haakaa responde
¡Hola! ¿Dinos cómo podemos ayudarte desde Haakaa?