Hoy en día, y afortunadamente, tenemos a nuestra disposición, varios accesorios que nos pueden facilitar la lactancia, y me atrevo a decir, en ocasiones ¡salvarnos la vida!

Vamos a centrarnos, en esta entrada, a conocer más a fondo el sacaleches y el recolector.

El sacaleches:

Hay diferentes tipos de sacaleches, manual, eléctrico, simple (para extraer de un pecho) e incluso doble (para extraer de ambos pechos a la vez). Este producto, puede ser un gran aliado en la lactancia, tanto para hacer pequeñas extracciones, por ejemplo para solucionar una ingurgitación, como para realizar extracciones poderosas, o extracciones para poder dejar leche para alguna toma al bebé o bien realizar un banco de leche. Si la madre se ha incorporado al trabajo, o se va a ausentar durante bastantes horas, el sacaleches va a ser de ayuda para realizar las extracciones necesarias y no sufrir una ingurgitación.

El sacaleches intenta imitar la succión del bebé al pecho, desde el inicio, más suave y rápido, para estimular la salida, hasta pasar a una estimulación más profunda, para la extracción en sí. No es doloroso, si eliges bien el tamaño del embudo (la parte que se coloca en el pezón), y la intensidad.

Si estas o vas a estar en una de las situaciones anteriores, el sacaleches, va a ser un gran aliado.

El recolector:

Como su propio nombre indica, recoge la leche materna. En este caso, no tenemos la parte mecánica del sacaleches, recoge el sobrante. Hay mujeres a las que dando el pecho al bebé, el otro les gotea o incluso a lo largo del día sin necesidad de estar dando el pecho.
Este goteo suele ocurrir durante los primeros días, e incluso durante varias semanas, y es más o menos abundante dependiendo del momento del día, el tiempo que hace que el bebé no toma pecho, y de la propia mujer. En muchas ocasiones, se utilizan discos absorbentes, o la mamá se coloca una toalla en el pecho, mientras el bebé mama del otro, pero esta leche se pierde. El recolector te va a permitir aprovecharla de una forma fácil y cómoda.

Si este es tu caso, el recolector es lo que necesitas.

En Haakaa, tenemos disponibles dos tipos de recolectores, el recolector de silicona con forma de botella (Haakaa Gen.1) que tiene una versión mejorada con base de ventosa (Haakaa Gen.2) que te permiten recolectar una cantidad mayor, hace el vacío en el pecho, y se coloca de forma fácil. El otro tipo es el recolector Ladybug, más compacto y que te permite llevarlo bajo el sujetador, mientras realizas alguna tarea, con las manos libres. También es de silicona, y ambos son libres de BPA, vamos que nos ofrecen total seguridad.
Y vosotras, ¿habéis probado estos productos? Os leemos en comentarios.

Marta Espartosa
Enfermera pediátrica.

También puedes leer:

Todo lo que necesitas para ti y tu bebé con un 10% de descuento en tu primera compra. Consíguelo aquí

Por favor selecciona un producto
Abrir chat
Haakaa responde
¡Hola! ¿Dinos cómo podemos ayudarte desde Haakaa?